Quiénes somos

Esta idea nació como asociación cultural de profesionales de la escritura, de la edición, publicación y promoción de textos (libros, folletos, revistas, contenidos para la web, edición digital, etc.), proponía:

1. ofrecer todos los servicios que los aficionados, aprendices, escritores profesionales, colectivos, empresas o instituciones necesitan para componer, editar, publicar y promocionar sus textos; así como

2. proporcionar recursos, herramientas y técnicas útiles para que cualquiera pueda desarrollar de manera conveniente el oficio de la escritura, en cualquier nivel de aprendizaje en que se halle, y en cualquier fase de desarrollo en que se encuentre su obra (desde una simple idea a un libro acabado).

Elaboramos unos estatutos, buscamos un nombre y, estábamos a punto de legalizar, cuando por cuestiones que no vienen al caso el grupo se disolvió, como azucarillo en el café que nos estábamos tomando mientras debatíamos. Seguimos siendo amigos, aunque cada uno tirara en distinta dirección. Al quedarme solo pensé cerrar el proyecto, pero como la idea y elaboración de estatutos había sido mía, y tengo suficiente experiencia en autopublicarme y publicar a otros, decidí trabajar en solitario como editor de autopublicaciones. Puedo realizar la mayor parte del trabajo, pero, si fuera necesario, recurriré, acordándolo con el autor, a profesionales competentes. Mi labor consiste en dirigir el proceso, para que el autor consiga sus objetivos.

Un escritor, hoy, para publicar no necesita una editorial, pero sí un editor. Las herramientas de autopublicación están al alcance de cualquiera, son fáciles de utilizar, con unos conocimientos mínimos todos podemos publicar, promocionar y vender nuestros libros sin necesidad de intermediarios. Sin embargo, un escritor necesita un editor, que es mucho más que un asesor de autopublicaciones. Un editor sabe cuidar los detalles, desde la calidad del texto hasta la imagen del autor y del libro para la promoción, la distribución y la venta. La diferencia con una editorial es que un editor de autopublicaciones no pone el capital para la edición y publicación del libro y, por lo tanto, ni asume pérdidas ni recibe beneficios, aunque pueda compartirlos con determinados autores.
Aunque la mejor opción sea la autoedición, realizarla con calidad no es fácil cuando se carece de experiencia, o tiempo para adquirir los conocimientos necesarios.

Luis Lucena Canales

enlace a mi blog

Nuestro Proyecto

¿Quieres escribir tu autobiografía?

"Conócete a ti mismo": escrito en el pronaos del templo de Apolo en Delfos. Escribir la propia biografía es un ejercicio de autoconocimiento, y más si cuentas con un profesional que, mediante el diálogo, te ayude a dar forma literaria a los recuerdos. Envíanos tu proyecto y lo hablamos.

Síguenos en Facebook